Marruecos Día 3 : Merzouga

Y llegó el día que tanto estábamos esperando... ¡Hoy nos llevarían al desierto! Nos despertamos en un enclave maravilloso, el Valle del Dades. Nuestro Hotel, Le Chateau du Dades , estaba situado dentro de las propias gargantas. No os imaginais lo que es despertar por la mañana, salir a la terraza y contemplar este paisaje de cerca.

Después de un sencillo pero rico desayuno, Hassan nos esperaba a las 8:00h en punto ya que teníamos que aprovechar la mañana para hacer algunas paradas antes de llegar al ansiado desierto.

Antes de ponernos en marcha, Hassan nos subió a lo alto del acantilado para poder admirar toda la belleza del Valle Del Dades. Este toma el nombre del río que lo serpentea, enclavado entre las montañas. Este valle también es conocido como el "Camino de los mil kasbahs". El recorrido en coche es un espectáculo, serpenteando a través de pueblos, paisajes desérticos y kasbahs bereberes.

Ya en camino, haríamos otra pequeña parada para admirar una de las formaciones más singulares del Dades, los "Dedos de Mono", también conocido como "Cerebro del Atlas". Se tratan de unas curiosas formaciones rocosas casi verticales y redondeadas de arenisca roja, llegando a superar los 200 metros de altura. Una maravilla de paisaje que no podíamos dejar de fotografiar.

Continuamos hacia el espectacular Palmeral de Skoura. Este oasis en medio de la meseta árida del valle está constituído por más de 700.000 palmeras. Destaca la gran concentración de kasbahs que se concentran alrededor de todo el oasis. Se han llegado a catalogar casi un centenar y medio de estas construcciones. Visitarlo de forma relajada para poder admirar toda la belleza del paisaje que seguro os transportará a otra época.

Y llegamos entonces a otra de las maravillas que nos esperaban en este viaje, las Gargantas del Todra, reconocidas mundialmente por ser uno de los cañones rocosos más espectaculares. Existe cierta rivalidad entre el Todra y el Dades, pero es en estas gargantas donde los acantilados alcanzan los más de 100 metros de altura a ambos lados del río.

Existe un tramo asfaltado, perfectamente transitable para realizar el paseo, el cual compartiremos con numerosos burros llevando su carga o descansando en la fresca y cristalina agua del río. Aunque veréis las fotos que sacamos más adelante, no se aprecia ni de cerca la inmensidad y belleza del lugar. Realmente te sientes pequeñito...

De vuelta a nuestra 4x4, llegó el momento, ¡Nos dirigimos al desierto! Casi llegando, nos salimos de la carretera para hacer parada en una especie de mirador donde podíamos contemplar a lo lejos las dunas de Merzouga. Realmente era un pequeñito barranco en lo alto. Cual fué nuestra sorpresa, que al subir al todoterreno, en vez de volver al camino asfaltado, Hassan sin avisarnos comenzó a bajarnos por el pequeño acantilado y nos llevó un tramo por la árida meseta. ¡Fué un subidón de adrenalina!.

Paramos primero en el albergue donde dejaríamos nuestras maletas, ya que el último tramo se realiza en dromedario y debemos de llevar una mochila con lo indispensable para pasar la noche. El pijama, una muda y un neceser es más que suficiente. El paseo en dromedario dura una media horita. Es una pasada, a medida que te adentras en el desierto, las dunas van cogiendo más altura.

Sinceramente es una de las mejores experiencias del viaje. Un contacto con el Sahara en uno de los arenales más espectaculares del mundo entero. El arenal de Erg Chebbi. Nos bajamos de nuestro medio de transporte frente a una gran duna. Teníamos que subirla a pie ya que tras ella se encontraba nuestro campamento. Preparaos para que se os llenen hasta arriba las zapatillas de arena jeje.

En lo alto de la duna, nuestros guías del desierto nos subieron unas tablas para hacer sandboard. Es como hacer snowboard pero en la arena. Y allí estuvimos la mar de entretenidos hasta el momento del atardecer, que es alucinante ver como el sol se va poniendo entre las grandes dunas del desierto. Bajamos entonces al campamento. Allí nos dan la bienvenida con té de menta y unos riquísimos barquillos y distintos frutos secos.

Mientras los bereberes nos preparaban la cena, fuímos a ver nuestras jaimas y dejar nuestras mochilas en ellas. Tuvimos muchísima suerte ya que ese día solo eramos 10 personas de las 35 que esperaban al siguiente. Y no tuvimos que compartirlas ni nada. Una maravilla.

Cenamos riquísimo. Sopita caliente (algo que se agradece ya que por la noche las temperaturas son mínimas), tajine de pollo, pasta con tomate y pan marroquí. ¡Todo buenísimo!. Y después de esta maravillosa cena, ¡concierto con tambores bajo las estrellas!. La suerte de que éramos tan poquitos es que nos enseñaron a tocarlos y todo. Sin mucho éxito la verdad jaja.

Y tras una noche perfecta, nos retiramos a nuestras jaimas. Al día siguiente había que levantarse para ver el amanecer a las 5.00h de la mañana. Pero realmente merece la pena el madrugón ya que es algo único. Ir muy abrigados, de verdad, no es exageración, pero el frío que hace tanto a la noche como al despertarse es demasiado.

Después de un rico desayuno para tomar fuerzas, nos llevarían de nuevo al albergue, donde si queréis podéis daros una ducha rapidísima y coger vuestras pertenencias. El cuarto día es único y exclusivamente para hacer todo el recorrido de vuelta a Marrakech, donde llegaremos sobre las 19h o 20h de la noche. No os voy a mentir, y es que el viaje de vuelta se convierte en una gran paliza... Pero lo cierto es que repetiría cientos de veces porque la experiencia ha sido una de las más bonitas de mi vida. Al llegar, incluso nos quedaron fuerzas para ir a cenar a uno de los restaurantes - miradores de Jemaa el Fna.

Si tenéis la intención de viajar a Marruecos no lo penséis y hacer una de estas excursiones. No os arrepentiréis. Os recuerdo que nosotros la cogimos con Viaje en Marruecos , pero tenéis muchas más opciones. Es cuestión de estudiarlo bien.

Os dejo unas fotos de este espectacular día.

¡Qué las disfrutéis!

2017 10 30%2007.52.01%201

2017 12 14%2012.03.53%201

Nuestro Hotel estaba situado dentro del propio Valle del Dades.

2017 12 14%2012.03.59%201

2017 12 14%2012.04.10%201

2017 12 14%2012.03.49%201

2017 12 14%2012.03.48%202

Este toma el nombre del río que lo serpentea, enclavado entre las montañas.

2017 12 14%2012.03.46%201

2017 12 14%2012.04.04%201

2017 12 14%2012.03.33%201

Una de las formaciones más singulares del Dades son los "Dedos de Mono".

2017 12 14%2012.03.34%2012017 12 14%2012.03.39%201

2017 12 14%2012.04.02%201

2017 12 14%2012.03.31%201

2017 12 14%2012.03.28%202

2017 12 14%2012.03.29%202

2017 12 14%2012.03.48%201

2017 12 14%2012.03.27%201

El Palmeral de Skoura es un oasis en medio de la meseta árida del valle y está constituído por más de 700.000 palmeras.

2017 12 14%2012.03.28%201

2017 12 14%2012.03.24%201

2017 12 14%2012.03.25%201

2017 12 14%2012.03.40%201

2017 12 14%2012.03.16%202

Las Gargantas del Todra son reconocidas mundialmente por ser uno de los cañones rocosos más espectaculares.

2017 12 14%2012.03.14%201

2017 12 14%2012.03.20%201

2017 12 14%2012.03.35%201

2017 12 14%2012.03.02%201

2017 12 14%2012.02.59%201

2017 12 14%2012.03.10%201

2017 12 14%2012.03.11%201

2017 12 14%2012.03.09%201

Es en estas gargantas donde los acantilados alcanzan los más de 100 metros de altura a ambos lados del río.

2017 12 14%2012.03.08%201

2017 12 14%2012.02.56%201

2017 12 14%2012.02.55%201

2017 12 14%2012.03.06%2012017 12 14%2012.03.06%202

2017 12 14%2012.02.54%201

2017 12 14%2012.02.43%202

Camino del desierto paramos en una especie de mirador donde podíamos contemplar a lo lejos las dunas de Merzouga.

2017 12 14%2012.02.37%201

2017 12 14%2012.02.53%201

2017 12 14%2012.02.52%201

2017 12 14%2012.02.41%202

2017 12 14%2012.02.52%202

2017 12 14%2012.02.48%201

Erg Chebbie es uno de los arenales más espectaculares del mundo entero.

2017 12 14%2012.02.51%201

2017 12 14%2012.02.49%201

2017 10 31%2010.31.18%201

2017 11 08%2005.18.43%201

2017 12 14%2012.02.25%202

2017 12 14%2012.02.32%201

2017 12 14%2012.02.17%202

2017 12 14%2012.02.47%201

Nuestros guías del desierto nos subieron unas tablas para hacer sandboard.

2017 12 14%2012.02.45%202

2017 12 14%2012.02.41%201

2017 12 14%2012.02.44%201

2017 12 14%2012.02.19%201

2017 12 14%2012.02.21%202

2017 12 14%2012.02.17%201

Ver el atardecer entre las dunas del desierto es aluciannte.

2017 12 14%2012.02.11%202

2017 11 04%2012.05.57%201

2017 12 14%2012.02.09%201

2017 12 14%2012.02.25%201

Mientras los bereberes nos preparaban la cena, aprovechamos para ver nuestras jaimas.

2017 12 14%2012.02.13%201

2017 12 14%2012.02.06%202

2017 12 14%2012.02.10%202

2017 12 14%2012.01.58%201

A las 5.00h de la mañana toca levantarse para ver el amanecer.

2017 12 14%2012.02.08%201

2017 12 14%2012.02.07%201

2017 12 14%2012.01.56%201

2017 12 14%2012.01.53%202

Realmente es una experiencia única.

2017 12 14%2012.02.06%201

2017 12 14%2012.01.54%201

2017 12 14%2012.01.50%201

Pinterest
{{ message }}

{{ 'Comments are closed.' | trans }}