Excursión a Nikko

Si vais a pasar varios días en Tokio tenéis la opción de realizar una excursión de un solo día a alguno de los pueblos cercanos. Hay muchas excursiones para hacer, echar un ojo al post de los chicos de japonismo donde os muestran un montón de sitios, para elegir el que más os apetezca. Nosotros íbamos a pasar 8 días enteros en la capital y nuestra idea era hacer dos excursiones, una a Nikko y otra a Hakone. Pero finalmente nos dimos cuenta de lo mucho que ofrecía Tokio y no queríamos perder ni un solo día. Así que elegimos ir únicamente a Nikko, porque la conexión desde Tokio era directa con la compañía JR (incluido en nuestro JR Pass) y porque allí se encontraba uno de los templos más bonitos de todo Japón, el Santuario Toshogu.

¿Cómo llegar?

Desde la Estación Central de Shinjuku, con la compañía JR, existe la línea JR Nikko que nos llevará directamente. No es necesario reservar asientos, simplemente entramos con nuestro JR Pass. Se trata de un tren viejito, el cual no hace ninguna parada hasta llegar a nuestro destino. Son unos 50 min de viaje.

Algo curioso es que para llegar a la línea de Nikko en la estación, te van indicando en el suelo con unas pegatinas de caras de monitos. Estos japoneses no pierden detalle.

2019 05 06%2006.54.36%201

¿Qué ver?

El día que visitamos Nikko yo tenía las rodillas algo doloridas, y es que llevábamos mucho viaje a cuestas. Aun por encima el frío que hacía era insoportable y no me ayudaba en nada. Con lo cual la visita fue más corta de lo normal y no pudimos ver algunas cosas que tenía apuntadas a mayores. Os dejo por eso el link completo de la excursión de los chicos de japonismo.

Y es que Nikko es de una belleza espectacular, además de las visitas a sus templos tiene unas rutas de senderismo que yo creo que si vas en primavera vale mucho la pena hacerlas. Pero este no era el día. Así que nada más bajarnos en la estación de Nikko, cogimos un mapa en la oficina de turismo y a la salida cogimos en autobús que nos llevaría hasta lo alto de la montaña donde se encuentran los templos.

1. Santuario Futarasan

El autobús hace su última parada arriba de todo, y nos deja a las puertas del precioso Santuario Futarasan. No es tan espectacular como el Toshogu pero si mucho más antiguo. Fue fundado en el año 767 por el monje budista Shōdō y originalmente fue un templo budista, transformado tiempo después en un santuario sintoísta.

Ocupa unas 3.400 hectáreas, con gran cantidad de bosques en su terreno. Forma parte del conjunto Santuarios y templos de Nikko y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. La visita por sus exteriores es gratuita.

2019 05 06%2006.55.58%201

2019 05 06%2006.55.56%201

Fue fundado en el año 767 por el monje budista Shōdō.

2019 05 06%2006.55.54%201

2019 05 06%2006.54.34%201

2019 05 06%2006.55.53%201

2019 05 06%2006.55.51%201

Originalmente fue un templo budista, transformado tiempo después en un Santuario Sintoísta.

2019 05 06%2006.55.50%201

2019 05 06%2006.55.48%201

2019 05 06%2006.55.47%201

2019 05 06%2006.55.42%201

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

2019 05 06%2006.53.56%201

2019 05 06%2006.55.45%201

2. Santuario Toshogu

Justo una de las salidas del Futarasan nos lleva directamente al Santuario Toshogu. Allí nos encontramos con un gran Torii de piedra, construido en 1618, para dar entrada al templo, y pasando por el Torii a la izquierda nos encontramos su págoda de 5 pisos. Y sinceramente, esta es la págoda más bonita que he visto en todo Japón, sus colores rojos con mezclas de dorados, hacen que sea súper especial.

Fue construido desde 1634 hasta 1636, en los primeros tiempos del período Edo, para Tokugawa Ieyasu después de su muerte. Su nieto Iemitsu decidió edificar un mausoleo para que descansara el espíritu de su abuelo. Toshogu también forma parte del conjunto de los Santuarios y templos de Nikko, y es Patrimonio de la Humanidad reconocido por la Unesco.

Y de aquí nos dirigimos a las taquillas. El horario de visita de este santuario es de 8:00h a 17:00h (hasta las 16:00h de noviembre a marzo) y su entrada tiene un coste de 1300 yenes (unos 10€). Es algo caro pero realmente merece la pena.

Unas vez compradas las entradas, cruzamos la puerta principal del santuario, con los dioses Nio a ambos lados.

Dentro nos encontraremos con los antiguos almacenes, una serie de edificios de preciosas tallas de madera, muy elaboradas. Pero aquí sobresalen unas especialmente, las tallas de los 3 Monos Sabios, que no hablan, no ven y no escuchan la maldad. Seguro que os sonarán por tenerlos como emoticonos en nuestro móvil. Y por otro lado las tallas de los elefantes sozonozo o elefantes imaginados, que curiosamente fueron tallados por un artista que nunca había visto un elefante en su vida.

Y después de purificarnos en el Omizuya, cruzaremos la decorada puerta Yomeimon. Debemos hacer una pausa para observar los muros que se extienden a derecha e izquierda de la puerta, ya que están decorados con esculturas de las flores y aves más grandes de Japón.

Tras la puerta Yomeimon, entramos por la puerta Karamon, aquí debemos entrar por la derecha. Y entonces tuvimos la suerte de volver a encontrarnos durante nuestro viaje con nuestra segunda boda sintoísta que estaban celebrando en unos de los salones del templo. Realmente maravillosa. Para entrar en los salones es obligatorio descalzarse pero con el frío que hacía el suelo era como pisar hielo, y poco aguantamos esa visita.

Y por último, cruzamos la puerta Sakashitamon, donde comenzará un tramo de escaleras bastante largo (tomaroslo con calma) rodeados de árboles y que nos llevará hasta el mausoleo de Tokugawa Ieyasu. Y aquí acabaremos la visita volviendo por nuestros pasos de nuevo a la salida.

Toshogu es impresionante, unos de los templos más bonitos y diferentes que vimos durante todo el viaje. Y es que sus tallas, sus colores brillantes, forrados en pan de oro... hacen que sea una visita súper especial.

2019 05 06%2006.54.25%201

2019 05 06%2006.54.30%201

Su Págoda de 5 pisos es la más bonita que he visto en todo Japón.

2019 05 06%2006.55.39%201

2019 05 06%2006.55.36%201

2019 05 06%2006.54.26%201

2019 05 06%2006.55.35%201

Al cruzar la puerta principal del santuario podemos ver a ambos lados a los dioses Nio.

2019 05 06%2006.55.33%201

2019 05 06%2006.55.31%202

2019 05 06%2006.55.29%201

Las tallas de los elefantes sozonozo fueron tallados por un artista que no había visto un elefante en su vida.

2019 05 06%2006.55.27%201

2019 05 06%2006.54.20%201

2019 05 06%2006.54.19%201

También destacan las tallas de los 3 Monos Sabios, que no hablan, no ven y no escuchan la maldad.

2019 05 06%2006.54.18%202

2019 05 06%2006.55.28%201

2019 05 06%2006.55.25%201

2019 05 06%2006.55.21%201

Toshogu fue construido desde 1634 hasta 1636, en los primeros tiempos del período Edo.

2019 05 06%2006.55.21%201

2019 05 06%2006.55.20%201

2019 05 06%2006.55.19%201

Los muros de la puerta Yomeimon están decorados con esculturas de las flores y aves más grandes de Japón.

2019 05 06%2006.55.18%201

2019 05 06%2006.55.16%201

2019 05 06%2006.54.01%201

2019 05 06%2006.54.44%201

2019 05 06%2006.54.48%201

Toshogu es unos de los templos más bonitos y diferentes que hay, con sus tallas, sus colores brillantes, y forrados en pan de oro.

2019 05 06%2006.54.49%201

2019 05 06%2006.54.54%201

2019 05 06%2006.54.55%201

2019 05 06%2006.54.52%201

2019 05 06%2006.54.14%201

2019 05 06%2006.55.12%201

Pudimos ser testigos de una boda sintoísta que estaban celebrando en unos de los salones del templo.

2019 05 06%2006.55.13%201

2019 05 06%2006.54.13%201

2019 05 06%2006.54.12%201

2019 05 06%2006.54.10%201

2019 05 06%2006.55.00%201

2019 05 06%2006.54.04%201

2019 05 06%2006.55.11%201

Cruzando la puerta Sakashitamon, comenzará un tramo de escaleras que suben a la cima, rodeados de árboles.

2019 05 06%2006.55.10%201

2019 05 06%2006.55.01%203

2019 05 06%2006.55.04%201

2019 05 06%2006.55.06%201

2019 05 06%2006.55.07%201

Al final del tramo llegaremos al mausoleo de Tokugawa Ieyasu.

2019 05 06%2006.54.10%202

2019 05 06%2006.54.08%201

3. Puente Shinkyo

Volvimos entonces a la parada del bus, donde nos había dejado en la subida. Con la mala suerte que al pararnos a hacer fotos, justo llegamos y vimos como se iba delante nuestra. No pasa nada, pasan cada 20 minutos, pero el frío era inaguantable y decidimos hacer tiempo un poco más abajo y tomarnos un café calentito, ¡qué bien nos estaba sentando!.

Salimos un poco antes, no fuéramos a perder de nuevo el bus. Bajando de nuevo hicimos una segunda parada en el famoso Puente de Shinkyo, que se encuentra a un kilómetro de distancia bajando, y el cual habíamos visto a la subida. Este forma parte del Santuario Futarasan y se trata de uno de los tres puentes más bonitos de todo Japón, junto con el Kintaikyo de Iwakuni y el Saruhashi de Yamanashi.

El puente actual data del año 1636, aunque se dice que tiempo atrás ya había un puente en este mismo lugar. Hoy en día se puede admirar el puente desde la distancia o incluso cruzarlo pagando una entrada, cosa que hasta el año 1973 estaba prohibido acceder a este.

Nosotros no pagamos la entrada para cruzarlo, porque sinceramente, las mejores fotos no son desde el mismo puente, sino ver el puente desde la distancia.

2019 05 06%2006.53.51%201

2019 05 06%2006.54.42%201

El Puente Shinkyo es uno de los tres puentes más bonitos de todo Japón.

2019 05 06%2006.54.38%201

2019 05 06%2006.53.52%201

¿Dónde comer?

Hippari Dako

En la mayoría de los blogs que leí me aparecía este mismo sitio. Justo en la parada del puente, caminando unos 5 minutos más abajo, se encuentra este restaurante bastante humilde, pero con comida muy rica y barata y súper calentito.

Hay más restaurantes abajo en Nikko, pero entre el frío y que yo ya cojeaba del dolor que tenía en las rodillas desde la mañana preferimos aprovechar la parada en el puente y comer en este sitio que se encuentra pegado.

Es curioso porque tiene toda la pared forrada con notas de toda la gente que ha pasado por allí. En la mesa tienes un bloc y un bolígrafo de colores. Muchas de las notas eran de españoles, se nota que leemos los mismos blogs de Japón jeje. Y como no podía irme de allí sin dejar mi pequeña huella, hice un pequeño dibujo de mi personaje favorito, Totoro.

Acabamos de comer y cogimos de nuevo el bus circular hasta la estación para volvernos de nuevo a Tokio.

2019 05 06%2006.53.48%201

2019 05 06%2006.53.46%201

2019 05 06%2006.53.45%201

Y ahora si, he acabado los post sobre Japón. Se me ha hecho muy largo jeje, pero es que son tantas cosas que no quiero dejarme nada, que seguro se me escapan muchas.

El próximos día subiré el video, que tengo muchísimas ganas de compartirlo con vosotros. Estos días toca preparar un viaje con el que llevo años soñando, y es que en unas semanas nos vamos a Nueva York y estamos súper emocionados. Por supuesto a la vuelta os contaré todo todito.

¡Hasta la próxima!

Pinterest
{{ message }}

{{ 'Comments are closed.' | trans }}