Alpes Japoneses: Takayama y Shirakawago

Después de pasar 5 intensos días en la ciudad de Kioto, empezaba la cuarta etapa de nuestro viaje y la cual tenía muchísimas ganas. Visitaremos los Alpes Japoneses y nos alojaremos en un Ryokan (alojamiento tradicional japonés) con Onsen (baños tradicionales japoneses). Para ir a Takayama desde Kioto, cogimos un tren que nos llevaría directo, incluido en nuestro JR Pass. Es un viaje muy largo (unas 4 horas) pero el hecho de que fuera directo lo hizo mucho más cómodo.

En esta parte del viaje pasaremos dos noches en el pueblo de Takayama. De esta forma el primer día que llegamos lo aprovecharemos para conocer su casco antiguo, y al día siguiente haríamos una excursión a la aldea de Shirakawago, famosa por sus casas con enormes tejados de paja.

Pero vamos a ir punto por punto.

TAKAYAMA DÍA 1

¿Dónde alojarse?

Ryokan

En vuestro viaje a Japón no podéis dejar la oportunidad de alojaros al menos una noche en un Ryokan. Es una experiencia única. Takayama está lleno de estos alojamientos pero si no os coincide subir a los Alpes, también tenéis en ciudades como Kioto, la isla de Miyajima o muy cerca de Tokio, en Hakone, que es la cuna de los Onsen. Y si combinamos Ryokan con Onsen tendréis éxito asegurado.

Nosotros aprovechamos nuestra visita a los Alpes para alojarnos en uno de ellos. Elegimos el Hodakaso Yamano Iori , por su precio y proximidad a la estación de tren (a 5 minutos andando), y además el Onsen venía incluido sin coste aparte. Era algo viejito, pero realmente tenía su encanto y te hace sentir en otra época. Nada más entrar a la recepción debemos descalzarnos. Tendremos preparadas unas sandalias a nuestro nombre para poder acceder dentro.

Como llegamos muy temprano, lo que hicimos fue dejar las maletas en la consigna para así conocer el pueblo. Pero os cuento que la señora os acompañará a vuestra habitación, en la cual os debéis descalzar ya que es un tatami, y dormiréis en unos futones, ¡comodísimos!. La habitación era enorme, como un mini apartamento, con su terracita para tomar el té y unas batas tipo kimono en el armario. ¡Nos encantó!.

Una vez nos acomodemos, la señora os preguntará que desayuno queréis tomar al día siguiente y a que hora exacta bajaremos a tomarlo. En los ryokanes viene incluido un desayuno tradicional japonés. Nos dará a elegir entre Oriental u Occidental. Yo no quise arriesgar y elegí el segundo, pero no penséis que dista mucho del primero. Pero esto os lo muestro más adelante.

2019 02 15%2011.27.22%201

2019 02 15%2011.27.23%201

¿Dónde comer?

Maruaki

Si os gusta la carne como a mi no os podéis ir sin probar la famosa carne de Hida. Y el mejor restaurante para comerla en todo Takayama es el Maruaki .

Sin reserva previa nos dirigimos a este, que queda muy cerca de nuestro Ryokan. Se trata de un local que por un lado es restaurante y por el otro tiene la tienda y carnicería para el público. El sitio es enorme y no tuvimos que esperar nada. Las mesas tienen su propia parrilla donde prepararemos la carne de Hida a nuestro gusto.

Realmente estaba deliciosa, y a un precio muy razonable. Nos gustó tanto que al día siguiente repetimos a la vuelta de nuestra excursión a Shirakawago. Si queréis saber más sobre este restaurante no os perdáis el post de los chicos de Japonismo .

2019 02 15%2011.27.26%201

¿Qué ver?

Casco Histórico

El casco antiguo de Takayama recibe el nombre de Sanmachi Suji. Y consta de calles con casas preservadas del periodo Edo, que hoy en día funcionan como museos, tiendas de artesanía y cafeterías.

El río Miyagawa cruza el pueblo y llama la atención su rojizo puente Nakabashi, donde la gente se para a fotografiarlo.

Y os tengo que decir que hasta aquí acaba nuestro día en la ciudad. Y es que ya por la mañana venía arrastrando en el tobillo una especie de picadura, que se me fue inflamando a lo largo del día. Parecía la pata de un elefante. No me dolía mucho pero me molestaba y la ropa me presionaba de lo hinchado que estaba. Quedaban aún muchos días de viaje y no queríamos que fuera a peor. Así que decidimos ponernos en contacto con nuestro seguro de iati, a través de correo electrónico. Fueron súper rápidos en responder, y en menos de una hora ya habían movido todos los trámites y se había puesto en contacto con nosotros su agente en Japón, que nos dió cita en el Hospital de Takayama esa misma tarde.

Me revisaron el tobillo, tomaron la fiebre y finalmente me dieron unos medicamentos para el dolor y una crema para la inflamación. Todo incluido en el seguro. Y con el paso de los días fue bajando.

Con esto lo que quiero recalcar, es que en viajes tan largos y tan lejos, una simple tontería nos puede fastidiar la aventura, así que lo mejor es ir cubiertos en este aspecto para estar tranquilos con un seguro médico que tenga una buena cobertura.

Como el post de Takayama se me ha quedado algo corto os dejo el link de los chicos de Japonismo . Una guía súper completa con todo lo que podéis visitar en el pueblo.

2019 02 15%2011.29.11%201

2019 02 15%2011.29.10%201

2019 02 15%2011.29.08%201

2019 02 15%2011.29.07%201

2019 02 15%2011.29.05%201

El casco antiguo de Takayama recibe el nombre de Sanmachi Suji.

2019 02 15%2011.29.03%201

2019 02 15%2011.29.02%201

2019 02 15%2011.29.01%201

2019 02 15%2011.28.59%201

2019 02 15%2011.28.58%201

2019 02 15%2011.28.54%201

2019 02 15%2011.28.49%201

El río Miyagawa cruza el pueblo y llama la atención su rojizo puente Nakabashi.

2019 02 15%2011.28.50%201

2019 02 15%2011.29.06%201

2019 02 15%2011.28.55%201

2019 02 15%2011.28.48%201

Sus calles están formadas por casas preservadas del periodo Edo.

2019 02 15%2011.28.39%201

2019 02 15%2011.28.37%201

2019 02 15%2011.28.51%201

SHIRAKAWAGO DÍA 2

Después de nuestro desayuno tradicional japonés, el cual tengo que decir que fue maravilloso, pusimos rumbo a nuestra excursión del día. Con respecto al desayuno, sinceramente a mi no me gusta el salado a esas horas, y es de lo que se compone este... pero la presentación, la multitud de diferentes platos, la atención del personal, hacen que la experiencia sea estupenda.

Hay gente que baja con la bata-kimono que nos dejan en la habitación para el desayuno. Nosotros bajamos vestidos de calle. Una pena porque hubiéramos sacado unas fotos maravillosas.

Como yo pedí el desayuno occidental, lo que hacen es ponerme prácticamente lo mismo que en oriental, salvo el arroz y el pollo que me lo cambian por una pequeña cesta con un mini croissant, un bollito de pan, mantequilla y mermelada. Como el resto de cosas no me gustaban (las probé igualmente), le pedí a la señora amablemente otra cestita de dulce y sin ningún problema me la sirvió.

2019 02 15%2011.28.06%201

2019 02 15%2011.28.09%201

¿Cómo llegar?

Autobuses

El día anterior nada más llegamos a Takayama, salimos de la estación del tren y fuimos a la de autobuses que está pegada para comprar los tickets para ir al día siguiente a la aldea de Shirakawago.

Cogimos el de primera hora de la mañana, la salida era a las 8:50h y tardamos sobre una hora en llegar. Compramos un ticket para ida y vuelta, en la misma oficina os darán un papel con todos los horarios ya que podemos escoger la hora que queramos.

Los tickets de autobús para esta excursión no son baratos, nos salió al cambio en unos 35€ por persona. Pero merece la pena ya que es algo único para ver.

¿Qué ver?

Algo que no os he dicho es que cuando viajeis a los Alpes vayáis muy abrigados. No os imagináis el frío que pasamos, y es que la diferencia con los días que pasamos en Kioto era realmente grande.

Nada más llegar a Shirakawago, fuimos a la oficina de información que hay en la misma estación para coger un mapa de la aldea y que nos dieran otra hoja con los horarios de vuelta.

La mayor aldea de Shirakawago se llama Ogimachi, esta se encuentra en lo alto de las montañas, tiene unos 600 habitantes y una gran concentración de casas con techo de paja al estilo gassho-zukuri, muy inclinado para soportar el peso de la abundante nieve del invierno. Su nombre gassho hace referencia a la imagen de dos manos en oración. Y en esta haríamos nuestra visita.

2019 02 15%2011.28.36%201

2019 02 15%2011.28.34%201

2019 02 15%2011.28.33%201

2019 02 15%2011.28.31%201

2019 02 15%2011.28.29%201

2019 02 15%2011.28.26%201

Observatorio

Accedimos a este andando. El camino es maravilloso, son unos 20 minutos, y las vistas desde la cima de la aldea son espectaculares. Una pena no ver el pueblo nevado. Pero Shirakawago es precioso en cualquier época del año que vayas.

2019 02 15%2011.28.25%201

2019 02 15%2011.28.03%202

2019 02 15%2011.27.56%201

El camino al observatorio se hace caminando durante 20 minutos y es maravilloso.

2019 02 15%2011.27.57%201

2019 02 15%2011.28.16%201

2019 02 15%2011.28.13%201

2019 02 15%2011.28.11%201

Las vistas desde la cima son espectaculares.

2019 02 15%2011.27.50%201

2019 02 15%2011.27.53%201

Casas tradicionales de estilo gassho-zukuri

Para visitarlas por dentro debemos pagar una entrada. Existen varias casas pero las más conocidas son Casa Wada, una de las más grandes y perteneciente a la familia Wada, una de las más ricas de Ogimachi. Casa Kanda, perteneciente a la familia Kanda y una de las mejor preservadas. Y Casa Nagase, de la familia Nagase, médicos de los señores Maeda, esta está llena de elementos médicos.

Otras casas funcionan como tiendas de artesanía o cafés.

2019 02 15%2011.27.41%201

2019 02 15%2011.27.40%201

2019 02 15%2011.27.37%201

Existe una gran concentración de casas con techo de paja al estilo gassho-zukuri.

2019 02 15%2011.27.36%201

2019 02 15%2011.27.35%201

2019 02 15%2011.27.34%201

Para visitarlas por dentro debemos pagar una entrada.

2019 02 15%2011.27.33%201

2019 02 15%2011.27.31%202

Templos

También existen pequeños templos por el pueblo, como el Templo Honkakuji o el Templo Myozenji.

Lamentablemente el día no nos acompañó y pronto empezó a llover. No habíamos llevado paragüas ya que no daban lluvias hasta la tarde y no había ningún sitio que vendiera. Nos estábamos empapando así que decidimos ir a tomar un café calentito a una de las casas típicas convertidas en café.

Justo enfrente del Templo Myozenji se encuentra el café Kyosyu. Dentro es un tatami donde nos descalzamos y nos sentamos en una especie de silla a ras del suelo con un ventanal enorme para disfrutar de las vistas de la aldea con un café calentito. ¡Qué experiencia tan bonita y relajante! Pasamos un buen rato allí dentro.

Os dejo el link de Japonismo , por si el tiempo os acompaña más que no os perdáis nada. De todas formas es muy pequeñita y se hace en una mañana.

Como la lluvia no paraba, decidimos ver el primer autobús que nos regresara de vuelta a Takayama. De esta forma podríamos llegar para comer de nuevo en el Maruaki .

2019 02 15%2011.27.28%201

2019 02 15%2011.27.29%202

Enfrente del Templo Myozenji se encuentra el café Kyosyu, donde os podéis tomar un café calentito con unas vistas maravillosas.

2019 02 15%2011.27.27%202

Baño en el Onsen

Cómo yo seguía con el tobillo hinchado y el día no daba tregua decidí que me iba a tomar la tarde de descanso en el Ryokan, ya que al día siguiente nos iríamos a Tokio y quería estar 100%.

Pero el Ryokan tenía Onsen y Yago se animó a probarlo esa misma tarde mientras yo me relajaba en la habitación con mi Netflix.

Los Onsen son los baños tradicionales japoneses, con aguas termales de origen volcánico que se encuentran en Japón y que aprovechan el calor natural de estas aguas procedentes de la gran actividad volcánica. Al principio, supongo que no seré la única, pensaba que los Onsen eran como nuestros Spa. Pero el ritual es completamente diferente. Lo primero y lo más llamativo es que no se utiliza bañador, sino que debemos acceder sin ropa alguna, y por ello están separados los baños masculinos de los femeninos.

Antes de que bajéis os recomiendo que echéis un vistazo a este post tan completo de los chicos de Japonismo , donde os explican paso por paso y con fotos todos los puntos que debéis hacer para el baño. Es muy sencillo pero cuando no conocemos estamos perdidos. Yago se lo leyó antes de bajar y no tuvo ningún problema y sin embargo se encontró con otros turistas que estaban completamente perdidos y lo hacían todo al revés jajaja. Por eso nunca está de más informarnos un poco.

Y hasta aquí nuestra etapa en los Alpes. Como podéis ver muy relajadita, pero lo cierto es que nos vino fenomenal estos días de tranquilidad ya que al día siguiente partiremos a nuestra última etapa del viaje, 8 días en la caótica ciudad de Tokio. ¡Qué ganas!

Espero que os haya gustado.

Pinterest
{{ message }}

{{ 'Comments are closed.' | trans }}